93.440.17.66
info@labmicrobac.com

Noticias

Te contamos
6 Oct 2020

VENTILACIÓN Y SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN EN ESTABLECIMIENTOS Y LOCALES DE RESTAURACIÓN

Dado que la principal vía de transmisión del virus SARS-CoV-2 se considera la aérea, la ventilación y climatización de espacios cerrados con concurrencia humana son dos factores importantes a tener en cuenta para la prevención y el control del Covid-19. El Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya ha publicado unas recomendaciones con prácticas correctas de ventilación y climatización en establecimientos y centros para reducir el riesgo de infecciones por el coronavirus.

Es importante considerar la ventilación como medida efectiva de prevención y control de la enfermedad de la COVID-19. La renovación del aire tiene efecto sobre todo para reducir estas gotas más pequeñas, que pueden permanecer horas en suspensión en ambientes cerrados.

  • Mantener la máxima aportación posible de aire exterior en los locales, mediante ventilación natural y/o en los sistemas de ventilación y climatización.
  • En los edificios que disponen solo de ventilación natural, maximizar el caudal de ventilación abriendo las ventanas y las puertas.
  • Iniciar la ventilación 2 horas antes de la apertura del local y mantenerla en funcionamiento 1 hora después del cierre. Si se puede, es mejor mantener la ventilación puesta en marcha todo el día, con tasas de renovación de aire más bajas cuando no haya personas.
  • Comprobar que las descargas de las extracciones de aire estén alejadas de las presas de aire exterior. En el supuesto de que estén próximas, hay que interponer una barrera para impedir la recirculación. Esta consideración es también de aplicación a las unidades de tratamiento del aire.
  • Los lavabos tienen que estar muy ventilados. Si tienen extracción forzada de aire tiene que ser ininterrumpida, los 7 días de la semana las 24 horas.
  • Para evitar la transmisión fecal-oral del virus, antes de la descarga del agua en los inodoros hace falta que la tapa esté cerrada. Utilizar urinarios es menos recomendable, así como los escurre manos de aire. Hay que revisar diariamente que los sifones de los inodoros, de las picas y el desagüe del suelo estén llenos de agua.
  • Los ventiladores (de aspas, de pie, de sobremesa, etc.) pueden ser una fuente de dispersión de gotículas, atendido el flujo de aire que generan a su alrededor, por lo cual no son recomendables. Aun así, en caso de que por razones de de aumento de temperatura sea necesario su uso, hay que complementarlo con una ventilación natural cruzada, de forma que el flujo de aire generado no se dirija hacia las personas. Así mismo, hay que vigilar que la posición del ventilador no facilite la transmisión entre grupos, y se utilizará a la menor velocidad posible, para generar menos turbulencias.

Para más Info consultar:  https://scientiasalut.gencat.cat/handle/11351/4920?locale-attribute=es

Leave a Reply