93.440.17.66
info@labmicrobac.com

Noticias

Te contamos
27 Jun 2020

EL MATERIAL GENÉTICO EN AGUAS DE BARCELONA, LOS TITULARES PELIGROSOS Y LA EVIDENCIA DE UNA FORMA DE VIDA CUESTIONABLE EN EL PLANETA

Viernes por la tarde, con las noticias 24h en mute en la pantalla mientras termino los cuatro mails pendientes. Corren los rótulos en el pié de la pantalla mientras un señor, en primer plano, habla y gesticula enfáticamente (en silencio) con un fondo de depuradora desenfocado. Se trata de un experto. Le preguntan sobre lo del covid en el agua de Barcelona en 2019. La verdad es que ya no hago demasiado caso a según que titulares. Primeras líneas de miedo y ruido en lugar de vocación pedagógica desde hace ya varios meses.

Corte a sábado por la mañana.

Observo, entre café y legañas, reenvios, retweets, capturas y “casimememes” en redes sociales. Qué hastío. Ruedan textos en negrita del calibre “El coronavirus circulaba por Barcelona hace más de un año”. Con una población que solo atiende a titulares, la evolución de este fenómeno en la mente común está clara: “Barcelona en el punto de mira”, “Todo empezó en Barcelona”, “Wuhan esbien, pobrecitos”, “Empieza el rodaje de la secuela catalana de Resident Evil y la novena temporada de The Walking Dead”.  Decido investigar un poco más y encontrar algún artículo en el que exista más de un 10% del contenido original del estudio (casi llego a mediodía para alcanzar mi objetivo). Éstas son las premisas:

  • El análisis de aguas residuales, principalmente en ciudades de alta concentración de población, pueden ser un buen indicativo para evaluar y anticiparse a amenazas microbiológicas.
  • El test en cuestión, encuentra marcadores genéticos del virus, no el virus en sí activo (el agua no es el medio de contagio preferente de esta clase de microorganismos).
  • La investigación solamente encontró dichos marcadores en una muestra de 2019 de una depuradora ‘cerca del aeropuerto’. Ni antes, ni después, hasta enero de 2020, se encontraron evidencias.

Aficionado a llegar al final del scroller de la página (buscando la chicha veráz y buena) encuentro afirmaciones de Rosa Pintó, coautora del estudio, muy interesantes que me llevan a dibujar una leve sonrisa (bajo las legañas). Otro café:

  • El estudio evidencia que este ‘nuevo patógeno’ existía antes del famoso brote en Wuhan.
  • El hecho de encontrar estos marcadores en aguas residuales (caca y pipi) evidencian la existencia de portadores anteriores. No la existencia del patógeno en agua de forma natural.
  • Al haberse encontrado solamente en una muestra aislada y cerca del aeropuerto, podemos descartar Barcelona como origen.
  • Las conexiones internacionales (aeropuertos) son medios clarísimos para la propagación del microorganismo y el ser humano sigue siendo el vector principal de contagio. Recordemos que estos virus, principalmente, pasan de huésped a huesped a través de sistema respiratorio.
  • Se invita a otros centros de todo el mundo a realizar el mismo estudio.
  • Cada vez estamos más cerca de encontrar el punto exacto en el que aparecen los sujetos ‘supercontagiadores’. Si el virus lleva ya tiempo existiendo ¿en qué momento y qué es exactamente lo que provocó el brote masivo?

Soy consciente que no podré cambiar la forma en que los medios suelen difundir las noticias. Me queda claro, una vez más, que no son conscientes de la responsabilidad que tienen y de su influencia sobre la población. Me entristece enormemente ver que, después de todo, no hemos sido capaces de comunicar correctamente las ‘4 reglas’ básicas para reducir la tasa de contagio. No hay más que salir al bar de la esquina.

Creo que nuestro querido planeta, de una forma muy poética, se venga de nuestra forma de vida: masificación, superpoblación, condiciones higiénicas precarias, falta de respeto al prójimo y falta de educación. Muchas bolas en el bombo constantemente hasta que desborda.

Los microorganismos siempre han convivido y convivirán con nosotros. Forman parte natural de la variedad biológica de la Tierra. Simplemente estamos estrechando distancias y jugando al límite del riesgo.

¿No créeis que, sabiendo que el virus existía ya antes, si las condiciones higiénicas en general cumplieran siempre, reduciríamos notablemente la probabilidad de encontrarnos en estas situaciones?

Esperando que, por fin, se dignen a visitarnos los Vulcanos, me despido. Larga vida y prosperidad.

Leave a Reply