93.440.17.66
info@labmicrobac.com

Noticias

Te contamos
16 Sep 2020

¿Cómo incorporar el reparto a domicilio en el negocio de la hostelería?

Entre las iniciativas que algunos restaurantes y bares están tomando para mitigar las consecuencias económicas de la situación producida por el Covid-19,  se encuentra el reparto a domicilio.  Aunque no todos los establecimientos, por razones estructurales o de plantilla, pueden activar este servicio, es una opción muy recomendable que cada vez más empresas implantarán ya de forma habitual.

En la guía para el reparto a domicilio seguro, se contemplan las pautas para diferentes momentos del proceso de entrega a domicilio de comida durante el estado de alarma:

En el pedido

Evitar que los pedidos se paguen en metálico o con tarjeta en el momento de la entrega. Para ello, se recomienda que la empresa habilite, si aún no dispone de ello, el pago online a través de la web, app propia o app de plataforma de reparto asociada.

En el restaurante

En los locales se observarán, como siempre, todas las medidas de seguridad alimentaria durante la preparación del pedido que se entregará sellado al repartidor.

El pedido preparado y sellado (con pegatinas o grapas, por ejemplo) será depositado para su recogida en una zona exclusiva para ese uso (mostrador), separada al menos un
metro del resto de áreas de trabajo del personal y que será limpiada y desinfectada frecuentemente a lo largo del día.

En la entrega

Los repartidores desinfectarán sus elementos de reparto (bolsas, cajones, mochilas, cascos, guantes, etc.) con la mayor frecuencia posible y, siempre antes de comenzar y después de finalizar su turno de trabajo. Para ello, las autoridades recomiendan el uso de productos de higiene y limpieza como: lejía, soluciones alcohólicas y/o detergentes neutros. Del mismo modo, se debería utilizar papel desechable para el proceso de limpieza. El casco, guantes, cazadoras de reparto y todos los equipos que utilice un trabajador, deben ser de uso exclusivo, no debe realizarse intercambio de elementos de reparto entre distintas personas. Los vehículos de reparto desinfectarán periódicamente, con especial atención a los cofres. Proceso que debería seguirse al menos dos veces al día.

Los repartidores lavarán su uniforme o ropa de trabajo con la mayor frecuencia posible. Recomendándose hacerlo al menos dos veces al día.

Las entregas se realizarán siempre sin contacto entre repartidor y cliente, intentando en la medida de lo posible seguir las indicaciones del cliente en el momento de realizar el pedido.

Leave a Reply